miércoles, 6 de enero de 2010

El Principio

Siempre hay un principio para cualquier historia, o eso es al menos lo que se suele decir. En mi caso empezó poco después de los primeros días de Instituto. Por aquel entonces empezaba primero de la E.S.O. el temor (que por otra parte es lógico cuando uno se encuentra en un lugar y ambiente ajenos a los havituales y más cuando uno tiene 13 años) se esfumaban cual niebla de un día de otoño. O eso era lo que yo creía. La aula donde tenia que estar "recluido" de 8:30 hasta las 2:30 más o menos, no se parecía en nada a esas que aparecen en las películas o series norteamericanas, que tanto éxito tiene entre el publico joven. El lugar en cuestión era una havitación con 23 sillas y otras tantas mesas de conglomerado con el característico color verde. Detrás en una pared con algunos azulejos a sus pies había unas perchas que se movían peligrosamente como si añorasen el frio suelo que se encontraba bajo ellas. A mi izquierda estaban las ventanas (bonitas ventanas por las que una vez mi estuche salio despedido y fue a parar a un bonito charco de agua de lluvia en el patio) y enfrente la monstruosa mesa verde del profesor y en la pared una pizarra. Todas las demás clases eran parecidas, salvo las que aparecerían años después, denominadas Cuarto de baños-Aulas (es evidente lo que eran antes de ser clases,¿no?), luego había algunas que eran especificas para cada asignatura como Tecnología, Música, etc. Nos situamos más o menos ¿no?(aprendí que siempre es bueno situar al espectador y darle toda la información necesaria, que luego a uno le critican, y como ejemplo lo de En un lugar de la mancha de cuyo nombre no me quiero acordar, vivia.....; y han pasado ya unos siglos y la gente diciendo aun Anda dara) Pues bien había en mi clase un chaval el doble de grande en estatura que yo y cuando sonreía el pobre no podía evitar que apareciese esa hilera de dientes torcidos y amarillentos que tenia. Tenia un complejo del carajo y ya se sabe uno que se da cuenta el otro también se mofan de el y yo que pasaba tranquila mente con cara de mae mia a ver cuando el Real Madrid gana la Copa del Rey que esto no puede seguir así, cuando recibí un empujón que casi me hizo caerme al suelo. Afortunadamente no me cai al suelo pero se descojonaron de mi la gente que estaba cerca. Y así con este incidente que no fue a más empezo todo. Pues el granduñon que apesar de su aspecto terrible la gente se metia con el, se dio cuenta que si se metia conmigo la gente no iva a por el, sino a por mi. Y así me gane mi primer abuson, que no seria el ultimo.

3 comentarios:

  1. hola!! bueno lo pasado es, pero algun niñato por el pueblo te sigue insultando cuando te ve es mejor pasar del tema. y acuerdate en el autubus que tambien te decian cosas y yo le decia que pararan ya de insultarte!!! asike menos mal que estas con gente civilizada!!! que si no madre mia.....bueno un saludo!!!

    ResponderEliminar
  2. Cuánto vales, Narci!!! vive el presente, disfruta y olvidate del pasado. Ahora estás rodeado de gente que te quiere, puedes contar con nuestra amistad para lo que necesites ;)
    Fdo: una infiltrada ;)

    ResponderEliminar